DEDICATORIA

Quisiera hacer mención a aquellas personas de las que son parte de este blog, de las que tanto he aprendido en el mundo de la montaña…

A mi AMIGO “Manue” que fue el que me dio el primer empujoncito haciéndome mapas y croquis en hojas de papel (aun yo no tenía internet) todos las semanas le pedía consejo de dónde ir, así durante años y a día de hoy aún le sigo consultando, qué difícil es escucharle decir “ahí no he subido".

A Antonio Muñoz del cual aprendí, digamos que casi todo, fue quien me enseñó la sierra de las Nieves, a conocer sus rincones, a conocer los nombres de las montañas y con quien me estrené en Sierra Nevada.

A Valeriano, nunca he conocido a nadie como ÉL, cómo saber moverse sin mapa, sin GPS, no le hace falta ningún sendero y llega a una cima en línea recta, a día de hoy las rutas de ir como cabras le llamo “ruta de Valeriano”.

Y como no, me falta Javier, el Mariscal de las Montañas , el saber Estar , la paciencia , sabe leer un track como nadie , y el que a base de cabezonería logró convencerme de comprarme un GPS , y ponerme al día con su funcionamiento y al que sigo dando la tabarra una y otra vez.

También agradecer a Rafael Flores su interés cada vez que le pido un track o le hago alguna pregunta, siempre me ha respondido, con la curiosidad de que no nos conocemos personalmente aunque hace ya unos 7 años nos presentaron el Pilar de Tolox y como no a mi último colaborador en proporcionarme nuevas rutas, Juan I. Amador, rey del Jurásico

Y acabar, como no, con mi inseparable compañera Inma con la que llevo hechas a día de hoy 502 cimas distintas de 17 provincias diferentes y una de Francia. Y LAS QUE NOS QUEDAN, seguramente sin ella no habría hecho ni la mitad de la montaña que llevo, imposible encontrar a acompañante mejor.

Y lo mejor de todo que me ha dado la MONTAÑA es haber conocido a tan buena gente del Grupo de Montaña de Estepona , de La Bota Viajera de Málaga, del Grupo los 13 de San Roque y del Comando Preston.

lunes, 22 de junio de 2020

2020 - CAMORRO MATAVERDE

83 días después volvemos a hacer una ruta.  Quien nos lo iba a decir aquel día 14 de marzo después de la última que íbamos a estar como hemos estado en todos los aspectos.
El calor para este sábado día 6 era acusado  por todos los lados, dentro de nuestra provincia, hay que recordar que aún estamos en fase 2 y con horarios restringidos. Toda la semana viendo el tiempo hasta tres veces al día. Una hora antes de salir la idea era ir a la sierra de las Nieves, pero nos decidimos por el Torcal donde nos era más cómodo de ir y donde como casi siempre corría viento. Que sensación más extraña el volverte a  colocar la mochila, las botas, el poner a 0 el gps, ver tan de cerca una montaña. Para seguir el protocolo y no saltarlo iniciamos la ruta a las 12 desde donde se sube al  puerto de la Escaleruela, con 23 grados . Una vez en el puerto seguimos el trak que nos dejó nuestro amigo Juani ( el señor del Torcal ) para adentrarnos dirección noreste por esos rincones del Torcal que nadie pasa. Y vaya que no pasa nadie, ya desde el inicio el matorral y sobre todo los ENORMES cardos borriqueros  se adueñaban de todo el entorno, apenas avanzábamos,  no se veía a veces donde ponías los pies pero con la recompensa de ver esta zona casi desconocida del Torcal  donde las figuras de las calizas en  algunos momentos casi nos  abrazaban. Era duro el andar por tales rincones y después de tanto tiempo sin andar por estos lares los tobillos empezaron a  resentirse. Así que no terminamos de hacer el trak que llevábamos al completo y lo dejamos para la próxima primavera,  lugares de gran belleza los que pudimos apreciar. Después de 4 horas  manteniendo el equilibrio salimos de nuevo al puerto de la Escaleruela y como solo llevábamos 4 horas andando nos fuimos hacia el Camorro Mataverde para hacer esa bonita crestería. Por cierto nos fue imposible llegar al punto más alto de este Camorro, estaba totalmente cerrado de cardos. Una vez más disfrutamos de esta cresta, había “mono” . El viento de poniente hizo que el calor disminuyera. Cuando llegamos al coche eran las 18.35, es decir dentro del horario permitido y estábamos a 28 grados, bastantes más que arriba.
Rutita de casi 9 kms. Y 550 m. de desnivel de subida, donde por fin !!!!!!! VOLVIMOS