DEDICATORIA

Quisiera hacer mención a aquellas personas de las que son parte de este blog, de las que tanto he aprendido en el mundo de la montaña…

A mi AMIGO “Manue” que fue el que me dio el primer empujoncito haciéndome mapas y croquis en hojas de papel (aun yo no tenía internet) todos las semanas le pedía consejo de dónde ir, así durante años y a día de hoy aún le sigo consultando, qué difícil es escucharle decir “ahí no he subido “ y la curiosidad de que jamás hemos hecho nunca una ruta juntos.

A Antonio Muñoz del cual aprendí, digamos que casi todo, fue quien me enseñó la sierra de las Nieves, a conocer sus rincones, a conocer los nombres de las montañas y con quien me estrené en Sierra Nevada.

A Valeriano, nunca he conocido a nadie como ÉL, cómo saber moverse sin mapa, sin GPS, no le hace falta ningún sendero y llega a una cima en línea recta, a día de hoy las rutas de ir como cabras le llamo “ruta de Valeriano”.

Y como no, me falta Javier, el Mariscal de las Montañas , el saber Estar , la paciencia , sabe leer un track como nadie , y el que a base de cabezonería logró convencerme de comprarme un GPS , y ponerme al día con su funcionamiento y al que sigo dando la tabarra una y otra vez.

También agradecer a Rafael Flores su interés cada vez que le pido un track o le hago alguna pregunta, siempre me ha respondido, con la curiosidad de que no nos conocemos personalmente aunque hace ya unos 7 años nos presentaron el Pilar de Tolox y como no a mi último colaborador en proporcionarme nuevas rutas, Juan I. Amador, rey del Jurásico

Y acabar, como no, con mi inseparable compañera Inma con la que llevo hechas a día de hoy 413 cimas distintas de 14 provincias diferentes, Y LAS QUE NOS QUEDAN, seguramente sin ella no habría hecho ni la mitad de la montaña que llevo, imposible encontrar a acompañante mejor.

Y lo mejor de todo que me ha dado la MONTAÑA es haber conocido a tan buena gente del Grupo de Montaña de Estepona , de La Bota Viajera de Málaga, del Grupo los 13 de San Roque y del Comando Preston.

martes, 25 de diciembre de 2018

2018 - CABALLO

Ruta de Navidad con la intención de subir al Caballo desde  Niguelas donde nos juntamos 21 miembros del Comando Preston que en cuatro todoterrenos nos subieron hasta los cortijos de Echevarria ( 1920 m. ) . Preciosas vistas de los Alayos de Dilar y el Trevenque que nos acompañarían en toda la ruta.
Iniciamos la ascensión por una pista que nos lleva en 20 minutos al mirador de la Rinconada . Paradita para empezar a desprendernos de ropa, hacía “ calor “ y empezamos la subida hacia la loma de los Tres Mojones por un sendero marcado, subida constante, siempre de frente teníamos  nuestro destino pero conforme subíamos en vez de verlo más cerca parecía que se nos alejaba. A los 2700 metros nos pusimos los crampones, la nieve estaba dura lo que nos facilitaría la subida, el día estaba radiante, completamente limpio, precioso el contraste de ver la nieve y de fondo el mar, el grupo empezaba a abrirse, si de ciclismo habláramos éramos la “ serpiente multicolor “ , la altura, el calor, la nieve y el fuerte desnivel  te hacían la subida más dura. Eso sí que gozada pisar la nieve en tan estupendo estado.
Como no,  aprovechando el esplendido día comimos en la cima, la de nuestro tercer Caballo, esta era la subida que nos quedaba. Inmejorables las vistas del Valle del Lanjaron y toda la cordal de los tres miles, había bastante menos nieve de la que había hace tres semanas cuando subimos al Veleta. Iniciamos la bajada por la cara noreste dirección a los Prados de Teatinos para hacer la ruta circular y que no quedara tan sosa. No podía perderme el  asomarme al collado que inicia la bajada a la laguna y refugio del Caballo así que me separé del grupo, aluciné ver donde dormimos el pasado verano totalmente nevado. La bajada fue un total disfrute, por esta cara la nieve llegaba hasta los 2300 metros. Cruzamos un arroyo que desemboca en la acequia árabe de los Hechos para llegar a una pista sobre el barranco del Caballo, fue impresionante ver pequeñas cascadas de agua congeladas, conforme llegamos a los cortijos de Echevarria pudimos disfrutar de una inmejorable puesta de sol.
Espectacular ruta de 14 kms. y un desnivel de subida de 1165 m.




























































No hay comentarios:

Publicar un comentario